sn.src = h + s + '.js' + v; f.parentNode.insertBefore(sn, f); })(window, document, 'script', 'https://assets.flodesk.com', '/universal', 'fd');
Seleccionar página

Gestión de estrés

del estrés
al rendimiento

El beneficio de practicar yoga en la empresa es gestionar el estrés.

Innovación en la gestión del estrés

 

La práctica física de una clase de yoga es muy beneficiosa, pero las herramientas del yoga para serenarnos: cuerpo, respiración y mente, están siempre contigo y las puedes usar en cualquier momento. 

Te enseño a usarlas.

Así practicamos. Método

 

El cuerpo

Antes que nada está el cuerpo. El estrés es físico, no mental. Al estrés lo podemos identificar en los hombros tensos, mandíbula apretada, respiración agitada, sudoración, dolor abdominal, taquicardia, bloqueo mental… Todos síntomas físicos. Empecemos por neutralizar uno al menos porque si no, no podemos avanzar en la relajación.

La orden para relajar el cuerpo es «Hombros lejos de las orejas». Así de fácil. HLO. ¡Hazlo!

La respiración

Respirar profunda y lentamente para relajar el sistema nervioso. Usamos toda la capacidad pulmonar. Como cuando hacemos un suspiro, aliviamos la tensión instantáneamente.

La orden para respirar es «Inhalo ampliamente, exhalo lentamente»  . Así de fácil.  ¡Hazlo!

La mente

SI te preguntas quién pone los pensamientos en tu cabeza te das cuenta de que eres tú mismo. Elegir un pensamiento positivo, feliz, eficaz, ya vivido, y evocarlo para tenerlo “a mano”, es el antídoto del bloqueo mental.

El cerebro es fácil de engañar; engáñalo para sentirte bien y segrega endorfinas y oxitocina con sólo pensar.

La orden para relajar la mente es «Evocar una imagen maravillosa vivida por mí». Así de fácil. ¡Hazlo!

Pausa de serenidad

Las tres acciones combinadas a la vez en un momento permiten pararse, “fabricar” una pausa de serenidad para abordar las decisiones con seguridad y creatividad, y con responsabilidad.

 

Una vez en calma física y psíquica nos hacemos la pregunta de control: ¿Para qué estoy aquí? La respuesta es potente; sólo se actúa aquí y ahora.

 

Soluciones prácticas para la gestión del estrés 

 

GESTIONA EL ESTRÉs

por correo