El equilibrio es inestable. Por definición.

1.- «Estado de inmovilidad de un cuerpo sometido a dos o más fuerzas de la misma intensidad que actúan en sentido opuesto, por lo que se contrarrestan o anulan».

Cuando llegamos a un punto de equilibrio, seguimos sometidos a fuerzas contrarias que también son variables, el entorno cambia sin parar. Todo el tiempo tenemos que ajustarnos a fuerzas externas para conseguir llegar a ese instante.

Por puro perogrullo, si el equilibrio se estabiliza, ya no es equilibrio, es estabilidad.

Por lo que en mi humilde opinión, el equilibrio es fugaz. Lo que hacemos cada día con el objetivo de no dejarnos llevar por ninguna de las fuerzas que nos empujan hacia un lado u otro, es lo que verdaderamente nos equilibra. 🙂


Para valorar hacia donde ponemos más fuerza o hacia donde dejamos de poner esfuerzo, propongo hacer una pausa.

Aprender a fabricar una pausa de serenidad con tu cuerpo, tu respiración y tu mente. No es casualidad que sean las herramientas de yoga.
En un minuto, en tres pasos. Todos podemos parar y serenarnos. En cualquier momento, en cualquier lugar.

El primer paso es colocar los Hombros Lejos de las Orejas, H.L.O. 🙂 Sentimos inmediatamente que algo cambia en la actitud, con sólo enderezar la espalda.

Si quieres enseñar a tus equipos esta habilidad contra el estrés puntual y que te lo agradezcan para siempre, contacta conmigo y te lo explico con detalle.

#gestióndeEstrés
#equilibrio
#saludmental
#pausadeserenidad