Tenía un amigo que decía esta expresión constantemente. Recuerdo decirle que me ponía nerviosa; “Si no te gusta, haz algo, ¿no?”, le reprochaba.

Esta frase, «es lo que hay», se dice sólo cuando algo no está del todo bien. No se puede esperar más de lo que se observa. Parece que el asunto en cuestión es irremediable, o es la tradición o la inercia y debe aceptarse; un salario, una situación política, un problema en el trabajo, una relación, una injusticia.

Es lo que hay y lo único que resta es conformarnos. Porque ser rebelde está mal visto.

Pero ser rebelde es sólo cuestionarse si “lo que hay” se puede mejorar y ponerse en acción rompiendo las reglas establecidas.

Ruth Messinger, política norteamericana, candidata a la alcaldía de Nueva York, afirmaba que «no son los rebeldes los que crean problemas, sino los problemas los que crean a los rebeldes».

Francesca Gino, profesora de Harvard Business School, ha pasado más de una década estudiando a los rebeldes en organizaciones de todo el mundo.

Se dio cuenta de que los rebeldes son aquellos que practican la «desviación positiva», no desafían lo establecido para destruir, sino que tienen que “romper” para construir.

En el trabajo, son más difíciles de manejar, pero son buenos para el resultado final: su impulso, curiosidad y creatividad elevan a toda la organización a un nuevo nivel. Son guías para la innovación y la reinvención.

La rebeldía está muy relacionada con la valentía y también con la honestidad con uno mismo. Hay mucho de autenticidad en la rebeldía y por eso, dejar salir algo de este rasgo refuerza la propia identidad.

No son personas especiales, hay un «rebelde» en cada uno de nosotros.

Para escuchar a nuestro rebelde interno, propongo “fabricar una pausa de serenidad”. Con las tres herramientas que todos tenemos de serie: el cuerpo, la respiración y la mente, y preguntarnos en calma física y mental, si “lo que hay” se puede mejorar, y qué primer paso podemos dar para empezar a cambiarlo.

Llámame o escríbeme si quieres que tus equipos sepan expresar lo que se puede mejorar en la organización, desde la serenidad. 🙂

#rrhh
#innovación
#creatividad
#mejoracontínua
#pausadeserenidad