La amenaza a nuestra personalidad, el estrés y la supervivencia. Somos vulnerables a la humillación.

Sabemos que el estrés es una respuesta física atávica, prácticamente sin evolucionar, automática e inconsciente para salvarnos la vida. El cerebro detecta una amenaza y pone en marcha un sistema liderado por la hormona cortisol para preparar el cuerpo para la huida a la carrera o para luchar.

Los síntomas físicos más fáciles de identificar cuando estamos estresados son los hombros elevados, los músculos tensos, la respiración agitada y el latido del corazón disparado.

Pero el síntoma que más nos afecta en nuestro día a día es la mente bloqueda; no podemos pensar, nos es imposible tomar decisiones de calidad.

Tampoco nos encontramos muchos mamuts que pongan en peligro nuestra integridad física, la mayoría de las veces lo que dispara el estrés es percibir una amenaza para la personalidad que nos hemos construido, y con ello, una amenaza para la percepción de nuestro status

Esto es muy importante. Desde el punto de vista de ser mamíferos sociales, nuestro status, el puesto que ocupamos en el grupo, determina la supervivencia.

Si nos humillan, si amenazan nuestro status, percibimos que nos quieren rebajar a otro puesto o expulsarnos del grupo. Se dispara la respuesta de estrés para defender la mera supervivencia.

Si nos gritan, si nos critican con palabras crueles, si infravaloran nuestro trabajo, nuestro cerebro predice que hay una amenaza y se dispara la respuesta de estrés exactamente igual que si estuviera huyendo de un mamut.
Justo lo contrario de lo que necesitamos en las organizaciones y en las empresas.

Para que una mente sea creativa y pueda utilizar todos sus recursos intelectuales tiene que estar serena.

Para que aflore la responsabilidad, la calidad y el compromiso hay que erradicar los abusos de poder, y los ataques verbales que son los verdaderos mamuts de nuestro tiempo. Por eso la seguridad psicológica es vital en las empresas.

Sabiendo esto, vamos a evitar caer en la trampa, evitar en la medida de lo posible activar la respuesta de estrés cuando nos hablen mal, y así protegernos de las graves consecuencias que el estrés provoca en nuestro cuerpo y en el cerebro.
———-
Propongo aprender a fabricar una pausa de serenidad, con tu cuerpo, tu respiración y tu mente para neutralizar los síntomas físicos y detener la liberación de cortisol.

Apúntate a la newsletter! Llámame o escríbeme y hablamos de cómo puedo ayudar a tus equipos a gestionar el estrés. 😁

#saludmental
#gestióndeEstrés
#seguridadpsicológica
#pausadeserenidad
#riesgospsicosociales

Fuentes:
Lisa Feldman Barrett PhD  Neurociencia afectiva. Northeastern University. Autora de “La vida secreta del cerebro “
Loretta Breuning, PhD Breuning PhD. Investigadora y fundadora del Inner Mammal Institute. Autora de “Status Games”